Recetas de cosmética natural casera. Aprende cómo hacer cremas caseras con este blog.
Baño relajante con lavanda

¿Te apetece disfrutar de un baño relajante con lavanda? ¿Qué te parece sumergirte en una bañera con agua calentita y un agradable aroma a lavanda que te transporte a la Provenza? Si te gusta la idea no pierdas detalle de cómo hacer estas infusiones de baño.

Hoy te proponemos una receta que te permitirá disfrutar de los beneficios de un baño relajante con lavanda para disminuir las tensiones y el estrés y favorecer el sueño. Por eso es ideal para hacerlo antes de irnos a dormir. Lo mejor de todo es que podrás tener preparadas estas infusiones de baño en casa para utilizarlas cuando más las necesites.

Solo necesitas 15 minutos y estas infusiones de baño y conseguirás decir adiós a las tensiones y el estrés acumulado. Y es que la lavanda es sinónimo de paz y relajación. ¡Convierte tu baño en un spa y regálate un baño relajante con lavanda que te ayude a descansar!

Baño relajante casero

¿Qué necesitamos para hacer un baño relajante casero? Estos son los ingredientes que hemos utilizado para hacer nuestras infusiones de baño:

Como no podía ser de otra forma la lavanda es la protagonista de nuestro baño relajante casero. Se trata de una planta cargada de propiedades para la piel que, además, también ayuda a mejorar nuestro estado de ánimo a través de su aroma. Y es que sus beneficios los captamos a través del tacto pero también del olfato.

La lavanda ayuda a calmar los nervios, sobre todo en casos de ansiedad, irritabilidad e insomnio. También tiene una importante acción antiséptica, cicatrizante y calmante sobre la piel y se aplica en baños para tratar dolores reumáticos, infecciones o heridas.

A la lista de ingredientes hay que añadir las flores de caléndula, que destacan por sus propiedades calmantes, antioxidantes, antiinflamatorias, cicatrizantes y antibacterianas muy beneficiosas para la piel.

Además de las plantas, hemos incluido dos tipos de sales: sal rosa del Himalaya y sales de Epsom. ¿Su función? Ayudan a eliminar las toxinas, aumentan los niveles de serotonina en el cuerpo, disminuyen la presión arterial y reducen los dolores musculares. Por eso son el complemento ideal de la lavanda y la caléndula.

Por último le hemos añadido leche de cabra en polvo que, al ser rica en proteínas, vitaminas y minerales, es muy beneficiosa para la piel. Es un gran hidratante que previene la sequedad de la piel.

Todos los ingredientes están a tu disposición en la tienda online de Gran Velada. Combinados tal y como te mostramos a continuación conseguirás disfrutar de un baño relajante con lavanda cargado de propiedades.

 

Accede al vídeo directamente en youtube

¿Como preparar un baño relajante con lavanda?

Ya sabemos los ingredientes que necesitamos, así que ahora veamos cómo preparar un baño relajante con lavanda para disfrutar de un momento de relax:

  1. En un recipiente limpio, mezclamos las flores: una cucharada de lavanda seca y otra de flores de caléndula.
  2. Añadimos las sales, una cucharada de sal rosa del Himalaya y otra de sal de Epsom, y la leche de cabra en polvo y removemos bien.
  3. Rellenamos las bolsas de té, las cerramos y decoramos con una pegatina para infusiones de baño. De esta forma te quedarán ideales para regalar. En Gran Velada encontrarás diferentes modelos de pegatinas con las que decorar estas bolsitas.

Una vez que las tenemos listas llega el momento de disfrutar de nuestro baño relajante con lavanda. Hay dos posibilidades:

  1. Llena la bañera con agua tibia e introduce la bolsita que acabamos de hacer. Deja que haga su efecto durante unos minutos antes de sumergirte.
  2. Infusiona la bolsita que hemos preparado en un cazo con agua caliente; agrega el resultado a la bañera con agua tibia y disfruta de tu baño.

 

Elijas la opción que elijas conseguirás disfrutar de un baño relajante con lavanda. Solo tienes que encender unas velas aromáticas con este mismo aroma, para potenciar la calma y la tranquilidad, y poner un poco de música de fondo. Tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán.

Esperamos que te haya gustado nuestra propuesta sobre como preparar un baño relajante con lavanda y te animes a ponerla en práctica. En el blog Hacer Cremas encontrarás más ideas relacionadas con la cosmética, la belleza y los cuidados personales. Para estar al día de todas las novedades, suscríbete a nuestro canal de YouTube y síguenos en redes sociales: Facebook, Instagram, Twitter, Google+ y Pinterest.

¡Hasta la próxima!

4 pensamientos sobre “Baño relajante con lavanda”
  1. Para una bañera llena de agua,cuantas bolsitas añadiríamos?.

    Cuanto tiempo se conservarían?

    Gracias y un saludo.

  2. Hola Esther, con una bolsita bastaría para un baño. Se conservan bien, te pueden durar 3 meses sin problemas. Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *